Justicia: ejemplos principales de la transformación digital en Latino America

09/09/2020 | 2 min. de leitura

La tecnología es parte de nuestra vida cotidiana. Gracias a la tecnología actual, dedicamos menos tiempo a los servicios bancarios, realizamos el trabajo y el estudio a distancia y nos comunicamos instantáneamente con personas de cualquier parte del mundo. 

Vivimos la cuarta ola de la Revolución Industrial, liderado principalmente por la tecnología. Para 2020, habrá 16 mil millones de dispositivos digitales en uso en todo el mundo, y para 2030, el 99% de las cosas estarán conectadas a Internet. 

Para que la justicia enfrente el desafió de su gran demanda, el camino también es ingresar al mundo tecnológico. En 2017, se abrieron 55 nuevas demandas por minuto en los tribunales brasileños, según datos del Consejo Nacional de Justicia (CNJ). En un esfuerzo por aumentar la productividad y resolver esta alta demanda, los tribunales han centrado sus inversiones en la informatización en los últimos años. 

El CNJ también monitorea el Índice de proceso electrónico, que calcula el total de nuevos casos ingresados digitalmente en relación con el total de nuevos casos físicos. De 2009 a 2017, esta tasa aumentó del 11,2% a 79,6% en todo el poder judicial. Considerando solo la Justicia del Estado, que maneja la mayoría de los casos, ese número pasó del 4.2% a 78%. 

La transformación digital en Latino America

Además de Brasil, países como Chile, Uruguay, Ecuador, Costa Rica, Colombia, entre otros, también han comenzado el proceso de modernización de su justicia. 

Chile y Uruguay tienen portales de acceso ciudadano con servicios de consulta y notificación de procesos, pero las iniciativas aún son recientes. Chile, por ejemplo, comenzó a implementar la Ley de Procesamiento Digital en el país en 2017. 

Ecuador comenzó el proceso de transformación de archivos en 2014. El objetivo es estructurar la gestión documental de los archivos judiciales; organizar el historial en archivos, digitalizar los archivos y estructurar un inventario y procesar un módulo de consulta. 

A su vez, el Gobierno Nacional Colombiano y las altas cortes firmaron en diciembre de 2018 un acuerdo para modernizar el sistema de justicia: un acuerdo que pondrá en marcha un plan piloto para implementar el Expediente Electrónico Judicial.  

El despliegue y el uso de tecnología en todos los sectores, especialmente la justicia para abordar el hacinamiento en el poder judicial es un paso sin retorno. Los países y los tribunales que no han comenzado su proceso de modernización ya están atrasados en una carrera contra la pérdida de tiempo, papel, dinero y tiempo de las personas.

Leia também

Recibe nuetras novedades por correo electrónico:

Hable con un
especialista
Desenvolvido por: Linkedin Instagram