Justicia con tecnología: una innovación apremiante

12/08/2020 | 2 min. de leitura

Hoy en día nadie imagina cómo es vivir sin el uso de la tecnología, ella está imbuida en todo lo que hacemos, de manera que muchas de estas tecnologías ya no las vemos como tal y las tratamos como normales en nuestra vida cotidiana. Sin embargo, todavía hay varias áreas que podrían utilizar la tecnología y que la usan muy poco, lo que afecta directamente a la sociedad en la que vivimos. Una de estas áreas es la Justicia, que todavía es lenta y costosa para todos los involucrados, por lo que la adopción de tecnologías en esta área es apremiante.  

Aunque el escenario en los órganos que conforman el sistema de Justicia está cambiando, muchos de ellos se están modernizando, con la adopción de soluciones innovadoras y revolucionarias en sus procesos, todavía queda mucho por cambiar.  

Ejemplos de Justicia con tecnología

En Brasil, hay cada vez más procesos en los tribunales, y la capacidad del poder judicial para resolverlos es muy limitada, por lo que muchos de estos casos esperan años y más años para que sean juzgados en primera instancia y, por lo general, más tarde también por la segunda instancia, donde es común que haya una larga espera. Con esta lentitud, muchos casos urgentes ya no son atendidos a tiempo de evitar una muerte por falta de una medicina o por la falta de un procedimiento médico, el pago de una pensión que garantiza la alimentación de un niño o de una persona mayor, la entrega de una medicina de uso continuo que salva una vida, además muchos otros casos urgentes. 

El uso de la tecnología puede ayudar y acelerar los procesos en los diversos sectores involucrados con la Justicia, automatizando rutinas burocráticas, integrando sistemas, controlando plazos, sugiriendo información en los momentos apropiados, etc. Por lo tanto, la adopción de tecnologías en la justicia es apremiante. 

Leia também

Recibe nuetras novedades por correo electrónico:

Hable con un
especialista
Desenvolvido por: Linkedin Instagram